Procrastinación


Comenzábamos diciembre con un propósito firme: Dejar ir lo que nos pesa.

Hemos preparado 21 días para acompañarte en ese proceso con algunas propuestas acerca de las cosas que habitualmente más nos frenan en el cambio, en el crecimiento… Queremos empezar aquí y ahora, porque “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” y es éste precisamente nuestro primer objetivo para dejar ir: La procrastinacion!

Éste hábito de subestimar el tiempo para hacer lo que nos hemos propuesto dejándolo para mañana mientras reemplazamos nuestras tareas por otras que lejos de acercarnos a nuestro objetivo nos mantienen ocupados revisando el timeline de Facebook, viendo vídeos de gatitos en youtube o jugando al candy crush… Poco a poco la sensación de no ser capaces de hacernos con esta tarea o propósito nos pesa tanto que la damos por perdida o la dejamos para otro momento “más adecuado”

No quiero pensar en esto ahora. Me volveré loca si pienso ahora en que lo pierdo. Pensaré en ello mañana. Pero… no puedo dejarle marchar. Tiene que haber algún remedio para impedirlo. No quiero pensar en esto ahora. Yo… En fin, yo mañana me iré a Tara –Y se sintió aliviada. (…) Pensaré en todo esto mañana, en Tara. Allí me será más fácil soportarlo. Sí, mañana pensaré en el medio de convencer a Rhett. Después de todo, mañana será otro día. Escarlata O’Hara

Escena final de “lo que el viento se llevó”

Descubrir qué es lo que estamos evitando dejando las cosas para mañana es el primer paso y el más complicado para atajar este vicio que se hace cada vez más y más grande. Si queremos comenzar un próspero año y cumplir nuestros propósitos habremos de centrarnos en el aquí y el ahora, pues no hay mejor momento para hacer tus sueños realidad que en el momento presente.

A menudo dejando las cosas para otro momento eludimos enfrentarnos a miedos a la incapacidad o incluso al éxito en nuestra tarea… Con pensamientos del tipo: ” no se si voy a ser capaz”, ” Igual otra persona lo hace por mi”, ” todavía no estoy preparad@”, “en realidad esto lo hago cuando quiera, pero hoy no es el día…”… lo que hacemos es terminar evitando la responsabilidad de enfrentarnos a nuestras capacidades y posibilidades. Por ello, no te juzgues; símplemente escucha los mensajes que te das a ti mism@ cuando postergas una tarea para otro momento, qué es lo que te estás contando?. Sólo desde tu propio conocimiento de tus excusas podrás hacer frente a tus miedos reales para poder cruzarlos.

¿Para qué estas evitando ese cambio que tanto deseas?

Comprométete contigo mism@, con tus pasiones, con tus sueños y recuerda que el momento perfecto es ahora!!

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *