Despídete de la ansiedad con tu práctica de Yoga


Asanas para mejorar la ansiedad

Beneficios del Yoga para la ansiedad

La ansiedad y el estrés junto con la depresión son las dolencias del siglo XXI. El Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que un 40% de la población española padece ansiedad y que éste porcentaje ha incrementado en los últimos años notablemente. Se estima también que una de cada tres personas en España toma o ha tomado algún medicamento relacionado con el tratamiento de este problema.

Reconoces alguno de los síntomas de la ansiedad?

Todas las sabemos lo que es sentir ansiedad: los hormigueos en el estómago antes de la primera cita, la tensión que siente cuando no llegas a hacer todo lo que te propones, la forma en que tu corazón late si estás en peligro… La ansiedad incita a actuar. Te hace estudiar más para ese examen y te mantiene alerta cuando estás dando un discurso. En general, ayuda a enfrentarse a las situaciones.
Podemos distinguir entonces de una ansiedad que nos ayuda a enfrentarnos a situaciones y otra que hace que evitemos enfrentarnos a determinadas situaciones y hace que el miedo y la preocupación nos inunde.  Esto no es cuestión solo de nervios o de mujeres “histéricas” como en algún momento se nos ha tildado, sino que tiene que ver con la estructura biológica y nuestra biografía.

Los síntomas más comunes de la ansiedad generalizada son:

  • Inquietud o sensación de estar atrapado o con los nervios de punta.
  • Fácilmente fatigado.
  • Dificultad para concentrarse o quedarse con la mente en blanco
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular.
  • Problemas de sueño (dificultad para dormirse o para continuar durmiendo, o sueño inquieto e insatisfactorio).

En casos de tensión extrema pueden aparecer crísis de pánico en los que es común notar palpitaciones , dolores en el pecho, mareo o vértigos, problemas estomacales, sofocos o escalofríos, falta de aire o sensación de asfixia, temblores, sensacion de falta de control, transpiración…

Beneficios del Yoga para el tratamiento de la ansiedad

Asana Yoga para ansiedad

Camel pose | Ustrasana

Estudios de diversas universidades como Harvard, Boston University School of Medicine o la universidad de Utha han investigado acerca de los efectos de la práctica de Yoga sobre los trastornos de ansiedad y estrés y han encontrado que:

  • Disminuye el Sistema Nervioso Simpatico (SNS) encargado de estar alerta y preparado para la acción
  • Aumenta los niveles de Acido Gamma-Aminobutírico (GABA) , un neurotrasmisor que ayuda a controlar el miedo y la ansiedad cuando las neuronas se sobreexcitan.
  • Disminuye la actividad del cortex prefrontal ventromedial implicado en la mediación de la respuesta ante estímulos negativos.
  • Baja la presión sanguínea
  • Facilita el dominio del rítmo cardiaco indicador de una habilidad de respuesta ante el estrés
  • Mejora la capacidad de responder al dolor

Como podemos verla práctica de yoga está ligada profundamente a cambios en nuestro organismo, lo que repercute en nuestra forma de pensar y en nuestro bienestar psicológico.

Aprendiendo a calmar los pensamientos

Los Yogasutras de Patanjali, texto de lectura imprescindible para entender las bases filosóficas del Yoga, comienza diciendo:

“Yoga Chitta Vritti Nirodha” = “Yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente” (Yoga Sutras de Patañjali).

En este libro define cómo a través de la práctica de unos valores ( Yamas y Niyamas), unas posturas (asanas), respiración ( Pranayama),retirada de los sentidos externos (Pratyahara), concentración ( Dharana), meditación ( Dhyana) y  podemos aprender a acallar la mente y entrar en contacto con el presente.

Lo primero que ayuda a tranquilizar la ansiedad así es sentarse un tiempo y dejar que la mente haga lo que quiera… Hasta que no sepamos qué hace nuestra mente, no podremos controlarla. Suelta las riendas y quédate atónito con los pensamientos que llegarán. Después, trata de mantener la mente en un punto, por ejemplo, lleva a la mente a sentir ciertas partes del cuerpo con exclusión de otras.

Estos dos pasos mencionados atrás son Pratyahara y Dharana (concentración), ambos previos al estado de meditación (Dhyana). Si bien esto no es magia y como también dice en éste libro requiere una práctica disciplinada y continuada en el tiempo.  Nuestro tesón es, a pesar de todo, sentarnos a meditar. Pues lo que sí sabemos es que, aunque solo lo intentemos, a cambio es seguro que obtenemos calma, serenidad, sosiego y claridad mental.

Una propuesta práctica

 

Secuencia de Yoga para la ansiedad

Una secuencia para comenzar a controlar los síntomas de la ansiedad

  • Easy pose / Sukasana : La postura fácil o Sukhasana (proviene del sánscrito Sukha, que significa fácil, placentero) es la postura clásica de meditación, permitiéndonos conseguir una relajación profunda así como equilibrar nuestra energía.
  • Gato-vaca (Marjaryasana): Ayuda a reducir el estrés e induce al estado meditativo, ya que mantienes la mente concentrada en contar despacio e interiormente los segundos que mantienes la Postura del Gato. Así mantienes la mente en blanco y aprendes a controlar tu mente.
  • Downward dog ( Adomukhasvanasana): Junto con Balasana es utilizada para conectarse con la respiración y liberar tensiones.
  • Childs pose ( Balasana) : La postura del niño ayuda a mirar hacia adentro, estimula Samana Prana lo que ayuda a una sensación de calma al desactivar el SNS.
  • Corps pose ( Savasana) : La más facil o difícil de las posturas de yoga según se mire.  Se dice que 10 minutos en Savasana baja la tensión arterial y produce un descanso similar a una noche de sueño.
  • Standing forward pose ( Uttanasana) : Al aumentar el flujo de sangre al cerebro,  nutre y calma la mente además de relajar el sistema nervioso central.
  • Bridge pose ( Setu Bandha Sarvangasana ) :Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés y la depresión leve
  • Cobra (Bhujangasana): Al igual que la postura del niño activa los órganos internos y samoana prana ayudando a disminuir el sistema nervioso simpático.
  • Legs up (Viparita karani): Una postura inicial para invertir el riego sanguíneo y activar la circulación. Nos concentramos mejor, somos capaces de resolver problemas, mejoramos nuestra memoria y nuestro control emocional.

Si quieres disfrutar de una clase de yoga para controlar tu ansiedad no dudes en ponerte en contacto.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *